Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Mauro Rey: "Tendría que haber una reestructuración del periodismo y la fotografía"

Las fotos desde siempre fueron el centro de atención. No importa si selfie, si con efectos o si es un paisaje. Las personas buscan inmortalizar el momento a través de una fotografía, un pedazo de recuerdo que quedará materializado por siempre. Solos, con familia, en equipo, las mascotas o la comida. Hay algo siempre para capturar. Cualquiera puede sacar fotos. ¿Cualquiera puede sacar fotos?

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Juntos.

Una publicación compartida de Mauro I. Rey (@maaurorey) el

 

En un mano a mano con Desgrabados, Mauro Rey, fotógrafo oficial del Club Atlético Temperley, cuenta qué busca transmitir a la hora de sacar una foto, qué significa para él esta rama artística y explica por qué los fotógrafos no suelen ser tan reconocidos.

 

 

  • ¿Cuándo descubriste la fotografía?

Arranqué a trabajar profesionalmente hace dos años, pero es algo que lo traigo desde chico. Cuando en mi familia quería sacar una foto, yo trataba de buscar un ángulo especial para que salga bien, que no sea una foto así nomás. Que tenga buena luz. Siempre trataba de ver ese tema. Cuando nos íbamos de vacaciones me pasaba que el que sacaba fotos era yo y también buscaba fotos de paisajes que estén buenas. Hace dos años que me dedico en un medio gráfico que me contrataron. A partir de eso llegué a trabajar en dos clubes, uno de rugby, San Albano, y en Temperley, en donde estoy actualmente haciendo el laburo de fotografía con el plantel.

  • ¿Tu primera cámara?

Fue hace casi cuatro años. Tenía un laburo en el que me pagaban muy bien, ahorré y me pude comprar mi primera cámara. Eso me sirvió mucho porque con eso arranqué. Obviamente que empecé con fotos de mil cosas pero después me especialicé. Un amigo también me dio una mano y eso te va abriendo puertas.

  • ¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?

La fotografía deportiva porque combina cosas que me gustan: los deportes y también al estar en contacto con la gente, uno puede tener una relación. Lo que yo noto hoy en día con el club es que con los jugadores tengo relación, hablo con ellos. Lo que está bueno es conocerlos, saber qué es lo que van a hacer y predecir para sacar mejores fotos. Capaz en otro contexto no pasa. Ellos también se predisponen a hacer fotos distintas, fotos más descontracturadas. Eso es lo que más me gusta; fotografiar gente me es más divertido.

  • ¿Qué buscas en una foto?

Tiene que ver con lo que uno quiere en cada momento. Cuando uno va a hacer un laburo, previamente tiene que tener definido lo que querés, qué es lo que necesita el medio o el lugar en donde trabajas. Siempre se puede hacer algo un poco más artístico. Tenés que tratar de combinar esas tres cosas: lo artístico, para que salga de lo común; lo que necesita el lugar donde estás laburando y lo que a uno le gusta. Siempre me guío por esas tres cosas. Al principio cuesta acostumbrarse y adaptarse, pero con el correr del tiempo y la práctica ya le vas tomando el gusto y el timing entonces la foto sale más fácil. Por ejemplo, en un partido que perdiste necesitás un tipo de foto, si ganaste necesitás otro tipo, y si vas a un acto político, otro. Dependiendo del contexto sabés y vas preparado a buscar esa foto específica.

  • En tus principios fotografiabas bandas... ¿volverías a hacerlo?

En un momento estaba en una radio que tenía una página web y cubría bandas de todo tipo. Por como lo hacía antes, no me parecía tan divertido porque no tuve una experiencia tan buena. El tema luces, el trato que tenés con la gente, la seguridad, las comodidades que te dan, es medio complicado. Yo no creo volver a hacer ese tipo de laburo de la forma en que lo hice, capaz si es para una banda donde tenés más libertades creo que sí porque está bueno. Se pueden hacer cosas lindas y copadas. Pero como antes no, porque es un desgaste físico y mental grande.

  • ¿Cómo llegaste al Club Atlético Temperley?

Hará dos años y medio que yo laburaba para una radio cubriendo el club y tenía relación con la jefa de prensa. Cuando había reserva o juveniles yo iba con mi cámara y le pedía si podía ir a sacar fotos, lo cual se puede hacer porque en un partido de primera necesitás una autorización especial, que yo no tenía. Entonces yo iba a sacar ahí donde no había nadie y tenía ciertas libertades. Hubo un amistoso con Quilmes, hace dos años aproximadamente, y no estaba el fotógrafo del club. Le pedí sacar fotos, ella necesitaba, le gustó y empecé a laburar con el club. Ahora quedé como fotógrafo oficial del club.

  • Estudias Periodismo ahora, ¿lo vas a linkear con la fotografía?

Sí, es algo que sirve. Existe una rama dentro de la fotografía que se llama fotoperiodismo. Por lo que sé y entiendo, es medio complicado y es algo a lo que le tenés que agarrar el timing, es muy justo lo que necesitas. Lo que me gusta y está bueno es que te tenés que meter en lugares en donde no todos se meten, entre la gente. Son cosas que me gustan y me divierten mucho, pero es muy complicado el tema de costos. No es que empezás a laburar y te van a pagar. Hoy en día, yo creo que hay dos complicaciones muy grandes. La primera es que, así como Internet te ayuda mucho a hacerte conocido y que vean tus cosas, también está la posibilidad de que una foto que sacaste después sea replicada por un millón de personas que no te arroban. Es algo que nos tenemos que empezar a acostumbrar, a tener ese tipo de gestos. Si vos sabes de dónde salió esa foto realmente, arrobarlo o etiquetarlo es un gesto mínimo. Después, en general, yo creo que el periodismo pasa por un momento muy malo y la fotografía, al estar tan emparentada, también nos aleja. Por eso, los sueldos son bajos o nulos. Conseguir un lugar donde te paguen bien es difícil. Muchas veces tenemos que hacer diez tareas más para que te paguen bien. Tendría que haber una reestructuración del periodismo y la fotografía para poder adaptarse a estos tiempos, que son distintos y uno tiene que redireccionar el rumbo para ver para donde estamos yendo, para dónde hay que ir y encontrar esa veta comercial para que a todos nos sea redituable.

  • ¿Tus proyectos para el 2019?

La verdad es que el año pasado fue bastante complicado. Ser el fotógrafo oficial del club y compartir tanto tiempo con ellos no es fácil, es desgastante. Tengo varias ofertas y hay que ver si siguen. Tengo un proyecto personal, algunas cosas en mente que quiero hacer con la fotografía, pero uno necesita tiempo y, a veces, es lo más complicado de encontrar. Principalmente hoy es el club, que es lo que hoy en día me tiene avocado y contento.

  • Algo que coincide en muchos fotógrafos es que no les gusta aparecer en las fotos... ¿te gusta que te saquen a vos?

A mí no me gusta, yo creo que a la mayoría no nos gusta que nos saquen fotos. Somos una gente rara porque muchas veces nos ponemos atrás de una cámara para que no nos saquen fotos.